324 ¿Cómo prepara un diseñador su desfile para fashion week?



¿Cómo prepara un diseñador su desfile para fashion week?

¿Cómo prepara un diseñador su desfile para fashion week?

 Fashion Week: dícese del momento de mayor éxtasis en el calendario anual de una verdadera fashionista. Decenas de modelos que aluden a las más bellas diosas griegas casi flotando sobre una pasarela con exquisitas prendas que, conforme dejan los bastidores, se convierten en nuestros nuevos objetos de deseo. El caótico mundo de la moda resumido en seis intensos días. ¡Ah! ¿pero qué haríamos sin ellos?


Para cualquier mortal que disfruta del arte de las pasarelas, los desfiles y las últimas colecciones, este evento representa arrebatadores outfits, fiestas, buenas conversaciones y un vistazo a su próximo shopping; sin embargo, para los diseñadores la historia es completamente distinta. Largos meses de arduo trabajo, estrés, ansiedad y mucho esfuerzo reflejado en una colección que podría catapultarlos al éxito o, por el contrario, ser la causa de su muerte profesional. Sí, así de dramático puede llegar a ser un desfile para un creativo.

Pero definitivamente, no es el caso de Phoebe y Annette Stephens (diseñadoras de Anndra Neen), y Cynthia Buttenklepper, cuyas respectivas firmas presentarán su primera colaboración en #MBFWMx y que, 24 horas previas a su desfile, se muestran serenas, relajadas y seguras de su propuesta de diseño. “Estamos muy emocionadas, ha resultado mejor de lo que esperábamos. La colaboración se ha dado muy natural. Las tres tenemos conceptos diferentes, pero se unficaron bastante bien. A la gente le va a gustar, se va a sorprender y van a reconocer también la esencia de ambas marcas”, expresaron Cynthia, Annette y Phoebe.

Reunidas para revisar los detalles del estilismo, seleccionar los accesorios para cada look y ultimar detalles, nos recibieron en un espacio en la colonia Roma para darnos un adelante de lo que veremos sobre la pasarela y una cátedra de lo que hay detrás de un desfile digno de fashion week.

“No me gusta ese collar, ¿y si mejor incluimos aretes o un cuff?”, comenta Phoebe mientras elige un brazalete XXL de su colección FW17. Las dos hermanas se encuentran a cargo del styling de la pasarela y con una modelo y todos los looks listos, comienzan a probar (con la opinón de Cynthia) los accesorios. Aretes, brazaletes, bolsos y collares statement componen las herramientas, uno a uno van eligiendo y aprobando lo que funciona y lo que no, en un constante prueba y error.

“Cierra completamente los botones del escote, dejemos las mangas abajo y añadamos un collar”, las hermanas continúan con su labor, 20 de los 29 outfits las esperan en fila. 
“Todo va surgiendo en el momento, así lo hemos hecho con otros diseñadores también. Lo importante es que tenga un toque dramático y que no sea demasiado obvio. Tiene que transportarte. La pasarela es un show, tiene que ir más allá, tiene que ser algo que quizá no te pondrías en un día regular, pero que te hace desear las piezas”, mencionaron Phoebe y Anette.

Una historia que se desenvuelve con cada paso, es importante que cada look tenga un hilo conductor y una continuidad. Como buena novela, debe llevar un principio intrigante, que te atrape desde la primera página (o el primer atuendo), una trama que te haga quedarte en tu asiento impávida, sin ganas de moverte, y un final inesperado que te robé el corazón. “Vas viendo las piezas y se va generando la idea de lo que quieres lograr. Esto si, eso no. Es como un cuadro, vas añadiendo elementos y creando un balance”. Pero además de la estética, es importante tomar en cuenta algunos factores. “(La modelo) va a caminar, se va a mover, tienes que anticipar ese movimiento en la ropa para saber si realmente funciona. No es lo mismo una foto que cuando la modelo se va a desplazar”, añadió Cynthia. De manera desenfadada, mientras disfrutan de un café, las tres creativas siguen desarrollando ideas, mientras que una asistente toma una fotografía de cada look final.

Finalmente terminan el último outfit y todo ha quedado listo. El beauty look fue desarrollado previamente, un bun en alto y un maquillaje que enmarca los ojos de manera sútil y… Voilá! Todo preparado para el gran día.