¿Cargas a tu hijo cada vez que llora? Estas serán las consecuencias según la ciencia

¿Cargas a tu hijo cada vez que llora? Estas serán las consecuencias según la ciencia



 Cuando tienes un hijo todos se sienten con la potestad de decirte cómo debes criarlo: «Dale el pecho cada vez que él quiera», «no dejes que duerma con ustedes», «si lo levantas cada vez que llora se convertirá en un malcriado», «no dejes que coma tanto», «ya está grande para usar pañales ¿no crees?».


 
Todos siempre tienen algo que decir, sin embargo ninguno de ellos sabe qué es lo que verdaderamente necesita tu hijo.

La creencia popular dice que cargar a los niños cada vez que lloran no les permite manejar la frustración y por eso debemos dejarlos llorar. ¿Es cierto?

Un mito menos
Un estudio, surgido en la Universidad de Notre Dame, buscó evaluar en más de 600 adultos el impacto que puede tener, en la vida adulta, el que los padres los hayan cargado en demasía durante su infancia.

El estudio concluyó que los adultos con padres más cariñosos durante su niñez tenían mayor capacidad para lidiar con la ansiedad y la frustración, lo que impactaba directamente en su salud mental.

Es decir que las muestras de cariño de los padres durante la niñez darán a futuro adultos saludables, empáticos y amables.

Al respecto, una pediatra de la clínica Unitypoint en Bettendorf dijo:

«Los primeros 6 meses de vida para los bebés son fundamentales, ya que es el momento en que desarrollan un vínculo especial con sus padres y cuidadores primarios. Es por eso que animamos a las familias a cargar a los niños cuando lloran.

Lo que hacen los padres en los primeros meses afecta realmente la forma en que el cerebro se desarrolla. Si un bebé no tiene lo que espera o necesita, todos sus sistemas comenzarán a trabajar bajo estrés y luego impacta en la vida adulta creando personas más irritables y estresadas.»

Estas nuevas revelaciones dejan sin fundamento el mito de que cargar a tu hijo cada vez que llora puede ser contraproducente. Lo cierto es que lo prepara mejor para el futuro.

Ahora que lo sabes, no sigas a ciegas consejos basados en mitos o sin fundamento lógico. Tú más que nadie sabe lo que tu hijo necesita y como criarlo. Disfruta de esta etapa hermosa con tu hijo y cárgalo todas las veces que sean necesarias, el amor nunca está demás.