324 El chocolate y el vino: aliados para prevenir las arrugas



El chocolate y el vino: aliados para prevenir las arrugas

El chocolate y el vino: aliados para prevenir las arrugas

 El chocolate y el vino: aliados para prevenir las arrugas

A estas alturas ya es un cliché de las películas románticas, pero es cierto: vino y chocolate crean una de las mejores combinaciones de alimentos que existen. No hay nada mejor que volver a casa después de un día largo y sentarse a ver Netflix con una copa de vino en una mano y una barra de chocolate en la otra. 
 
Es un placer hedonista que nos hace felices, pero que también puede tener grandes beneficios: comer chocolate libera endorfinas en nuestro cerebro, la hormona que nos hace sentir euforia. Pero, aparte de lo que ya conocíamos, los dulces y los vinos también tienen el poder de hacer algo que desconocíamos: prevenir las arrugas.
 
La mejor combinación
Según un estudio publicado en el diario BMJ Cell Biology, los chocolates y el vino contienen químicos que pueden rejuvenecer las células viejas. La investigación se basó en el hecho de que, cuando las personas envejecen, las hebras de ADN pierden sus «telómeros», que actúan como protectores de los cromosomas. Así es como las células, con el tiempo, pierden su habilidad de repararse a sí mismas y, en consecuencia, envejecemos.
 
Estudios anteriores establecieron que hay una clase de genes llamados factores de empalme, que se van apagando a medida que pasa el tiempo y que son esenciales para que las células puedan responder a los desafíos en el ambiente y funcionar con toda su capacidad. Las células senescentes son aquellas que tienen menos genes de este tipo y son, generalmente, encontrados en los cuerpos de las personas mayores, esto explica también por qué, cuando envejecemos, nuestros órganos se vuelven más frágiles.
 
En este nuevo estudio, la investigadora de la Universidad de Exeter, la profesora Lorna Harries, descubrió que los factores de empalme se pueden volver a activar utilizando resveratrol, un químico natural que se encuentra en el vino tinto, el chocolate amargo, las uvas y arándanos. Pusieron este químico en una muestra con células viejas y en cuestión de horas se había revertido el proceso de envejecimiento.
 
¿Eterna juventud?
Seguramente más de una estará en las nubes por esta noticia. La ciencia encontró una manera de revertir las arrugas y fortalecer las células, pero eso no significa que nos veremos jóvenes por siempre, sino que los ancianos del futuro tendrán una mejor calidad de vida. No solo nos ayuda a combatir las arrugas, también permite prevenir los efectos degenerativos de la tercera edad. La profesora Harries dijo en la web de la Universidad:
 
«Este es el primer paso en intentar que las personas tengan una expectativa de vida normal, pero salud por la totalidad de su vida. Nuestros datos sugieren que usar químicos para encender una clase importante de genes que se apagan cuando envejecemos puede proveer una forma de restaurar la función de las células viejas.»
 
Es un descubrimiento que tiene el potencial de ser revolucionario, pero aún es muy temprano para conocer las ramificaciones que tendrá esto en nuestros rostros. Por ahora no existen cremas milagrosas con estos componentes (aunque seguramente es solo cuestión de tiempo hasta que aparezcan), pero si quieres empezar a revertir el envejecimiento y combatir las arrugas puedes empezar con un par de copas de vino y tu chocolate favorito.