324 Más vale prevenir que lamentar, acciones para evitar la diabetes



Más vale prevenir que lamentar, acciones para evitar la diabetes

Más vale prevenir que lamentar, acciones para evitar la diabetes

 Más vale prevenir que lamentar, acciones para evitar la diabetes

De acuerdo con cifras de la Federación Mexicana de Diabetes, en el año 2014 esta enfermedad representó un gasto de 3,430 millones de dólares anuales para su atención en nuestro país. A pesar de esa gran inversión, miles de personas fallecen cada año por las complicaciones provocadas por la diabetes.
 
Ante este panorama, los especialistas de la salud instan a los ciudadanos a realizar acciones de prevención. Como se explica en el sitio web de la Federación Mexicana de Diabetes, se estima que una dieta adecuada, actividad física regular y reducción de peso disminuyen el riesgo de desarrollar el padecimiento entre 34% y 43% hasta por 10 años.
 
Araceli Godoy Núñez, médico internista, explica que a pesar de que existe una carga genética en el desarrollo de la diabetes, es posible realizar algunas acciones para evitar su aparición, así como tomar en cuenta los factores que nos vuelven propensos a tener esta enfermedad.
 
Factores de riesgo
De acuerdo con la especialista, el principal factor de riesgo es tener antecedentes familiares, es decir, que nuestros padres, hermanos o abuelos tengan un diagnóstico de diabetes. Aunado a esto, hay otras circunstancias que debemos tomar en cuenta.
 
Sobrepeso u obesidad
Hipertensión o presión alta
Tener un registro de niveles elevados de azúcar en la sangre, pero no en la cifra que indica diabetes. El nivel óptimo es de 72 a 110 miligramos por decilitro en ayunas
Altos niveles de triglicéridos y bajos niveles de HDL, conocido como colesterol bueno
Antecedentes de haber padecido diabetes gestacional
Haber tenido un bebé con peso mayor a 4.5 kg
No realizar ninguna actividad física
Presentar síndrome de ovario poliquístico
Padecer alguna enfermedad del corazón o haber sufrido un accidente cerebrovascular
Tener acantosis nigricans, un padecimiento que provoca que la piel se vuelva gruesa y oscura, especialmente en el cuello y las axilas
 
¿Cómo se puede prevenir o retrasar la aparición de la diabetes?
Las personas que presentan uno o más de los factores de riesgo antes mencionados, deben tomar algunas medidas que pueden ayudar a evitar el desarrollo de la enfermedad. De acuerdo con la médico internista Godoy, también quienes no tienen los factores de riesgo pueden adaptar dichas medidas a su día a día, con el fin de tener una mejor calidad de vida.
 
1. Control de peso
Es indispensable mantener un peso adecuado. Si tu peso no es el ideal, debes acudir con un especialista para perder esos kilitos de más y, sobre todo, no recuperarlos (el famoso rebote). Además del peso, deberás vigilar tu índice de masa corporal.
 
2. Alimentación saludable
Reducir la cantidad de carbohidratos, azúcares, grasas saturadas y grasas trans que se consumen es una de las acciones más importantes. Por el contrario, se debe aumentar la cantidad de alimentos ricos en fibra en nuestra dieta. La médico Araceli Godoy comenta: «se debe procurar comer alimentos de todos los grupos alimenticios, sobre todo granos integrales, frutas y verduras, y moderar el consumo de carnes rojas y procesadas».
 
Algunas recomendaciones para llevar una dieta más saludable son planear nuestras comidas con ingredientes saludables y no lo primero que encontremos, usar platos más pequeños para controlar las porciones, masticar suficientes veces cada bocado y preferir los cortes magros.
 
3. Actividad física
 
No llevar un estilo de vida sedentario es muy importante para prevenir el desarrollo de la diabetes. Además de realizar 30 minutos diarios de actividad física, debemos tener otros hábitos como caminar unos minutos después de estar mucho tiempo sentados, preferir las escaleras sobre el elevador, caminar o trasladarnos en bicicleta en lugar de utilizar el auto, entre otras.
 
4. Chequeos médicos periódicos
Las revisiones médicas y los estudios de laboratorio ayudarán a detectar cualquier alteración en nuestro organismo, de forma oportuna. Esto a su vez contribuirá a un mejor tratamiento y mayores posibilidades de mantener bajo control la diabetes, en caso de que se presente.