Si haces estas cosas NUNCA tendrás un cabello hermoso

La mayoría de las mujeres invierte tiempo y dinero en cuidar su cabello, pues uno de sus objetivos es que se vea muy lindo. No obstante, hay algunos hábitos que pueden dañarlo, sin importar la cantidad de productos que utilices para embellecerlo. Conoce cuáles son esas prácticas, para que dejes de hacerlas de inmediato.

#1 Desenredarlo desde el cuero cabelludo
Con eso sólo lograrás enredarlo más y trozarlo. Además, si lo haces con mucha frecuencia, debilitarás las raíces y se caerá con mayor facilidad. Lo ideal es que dividas tu cabello en mechones delgados y comiences a desenredarlo por las puntas, hasta llegar al cuero cabelludo. Procura cepillarlo sólo un par de veces al día y no a cada rato.


#2 Cepillarlo y/o peinarlo mientras está mojado
Evita pasar el cepillo por tu melena en cuanto sales de bañarte. El cabello es más frágil cuando está mojado, por lo que peinarlo en ese momento provocará mayor quiebre y puntas abiertas.

Tampoco uses la plancha o el rizador si todavía está húmedo, ya que sólo lograrás quemarlo. Aunque el aparato diga que es apto para usarse con cabello mojado no lo hagas, pues esto sólo se refiere a que no sufrirá ningún desperfecto por la humedad, no que evitará el daño en tu pelo.

#3 No lavar tu cepillo
Todos los accesorios que tengan contacto con tu cabello deben ser limpiados con frecuencia. La razón es que muchas de las células muertas que se desprenden de tu cuero cabelludo terminan en tu cepillo, ligas, diademas, etc., por lo que es necesario eliminarlas para que no regresen a tu melena.

Si lavas tu cepillo con frecuencia también evitarás ensuciarlo (ya de por sí se llena de polvo y toxinas con el ambiente), olerá rico por más tiempo y mantendrás la grasa natural bajo control.


#4 Lavarlo con agua muy caliente y/o más de una vez al día
Por medio de glándulas, el cuero cabelludo produce aceites naturales que ayudan a mantener el cabello saludable. Usar agua muy caliente para lavarlo provoca que esos aceites se disuelvan y el cabello se vuelva reseco y quebradizo. Lo mismo ocurre si lo enjuagas con mucha frecuencia, eliminas esos aceites naturales -y muy necesarios-.

Los más adecuado es utilizar agua tibia y designar un día a la semana para dejarlo descansar del agua. Algunos estilistas incluso recomiendan no lavar el cabello a diario, sólo dos o tres veces por semana.

#5 No despuntarlo frecuentemente
Ya sea que quieras conservar la forma de tu corte o dejarlo crecer, en ambos casos debes despuntar tu cabello con frecuencia. Con esto lograrás deshacerte de las puntas abiertas cuando apenas inician y no cuando ya son un grave problema, además de que evitarás que se vea opaco y reseco.  

 

 

Llámanos 833 69 19     Visítanos Julián Carrillo 120 Col. Del Valle
© 2018 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS | POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Y AVISO DE PRIVACIDAD INTEGRAL