Cómo suavizar los poros del rostro: 4 consejos infalibles para lucir una piel más suave

Comenzando por las malas noticias, no se puede cambiar el tamaño de los poros, el cual es determinado por la genética, dice Debra Jaliman, dermatóloga en la ciudad de Nueva York, para Real Simple.
Las pieles mixtas y grasas generalmente muestran poros más visibles. Pero hay buenas noticias: sí se puede cambiar su apariencia, con trucos para disimular o minimizar el tamaño de los poros.
 
¿Por qué se ven así?
Los poros son la apertura hacia afuera de los folículos pilosos, y sirven de vía de salida para las toxinas corporales. Si tienes piel blanca, generalmente tendrás poros más pequeños, dice Jaliman, que aquellas personas de piel más oscura. Pero también el tipo de piel (seca, grasa o mixta) juega un papel importante en la apariencia de los poros: las pieles secas disfrutarán de una apariencia más lisa, en tanto que las pieles grasas serán las que más tengan que lidiar con este problema.
 
 
 
Algunos otros factores pueden afectar el tamaño de los poros en el rostro. La exposición a los rayos ultravioletas debilita el colágeno que los mantiene tirantes y pequeños, al igual que el envejecimiento, el cual implica una disminución natural de la producción de colágeno. La acumulación de sebo y de células muertas forman granos, que implican un agrandamiento del poro. Apretarlos, además, lastima la piel, en la que el poro puede llegar a conservar ese tamaño de forma permanente.
 
Cómo prevenirlos y hacerlos desaparecer

1. Limpia tu rostro

 


 

Por suerte, puedes prevenir la aparición de poros grandes con un régimen de limpieza, que debes seguir todos los días. De noche, antes de ir a la cama, utiliza un limpiador para prevenir que los poros se obstruyan con el maquillaje, los cosméticos y la suciedad que se puedan haber adherido a tu rostro en el día.
 
Además, es aconsejable limpiar tu rostro antes y después de hacer ejercicio: antes, para que el sudor no lleve los cosméticos o la suciedad de tu rostro hacia los poros, y después, para que no se acumule en ellos la transpiración. Cuando limpies los poros, es recomendable que uses un cepillo especializado para la limpieza del rostro (como este), y no tus manos.
 
2. Aplica crema humectante y exfolia
 

Además, debes humectar diariamente tu rostro, para nutrir la piel y crear una barrera entre los poros y los agentes que los agrandan. Exfoliar la piel remueve las células muertas, y es recomendable hacerlo dos veces a la semana para pieles secas, o cuatro veces a la semana para pieles grasas. Si tienes la piel mixta, considera exfoliarte dos veces a la semana, y dos días adicionales solamente para la zona de la frente y la nariz.
 
3. Protégete del sol
 

Remover las células muertas hará que la piel sea más sensible a los rayos ultravioletas, por lo que se recomienda aplicarse protector solar luego de la exfoliación. Es importante, además, utilizar bloqueador solar todos los días (incluso en días nublados), ya que la exposición a los rayos ultravioletas debilita el colágeno, haciendo que los poros se vean más grandes.
 
Además, evitar la exposición directa al sol de esta manera previene arrugas y otras marcas del envejecimiento en la piel.
 
4. Consulta a un médico
 

Si tienes poros que no mejoran en tamaño, posiblemente tu dermatólogo pueda recetarte un exfoliante o un tratamiento efectivo para deshacerte de ellos.

 

Llámanos 833 69 19     Visítanos Julián Carrillo 120 Col. Del Valle
© 2018 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS | POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Y AVISO DE PRIVACIDAD INTEGRAL