BANNER PARADISE VILLAGE / 01 MAYO-QUE TAL SLP
Cómo incluir semillas a nuestra alimentación

Conoce sus beneficios para tu salud y belleza y mira cómo puedes agregarlas a tu dieta.

Las semillas siempre han estado ahí, sin embargo, hasta hace poco se les empezó a prestar atención y a conocer las bondades y propiedades que tienen. Poco a poco ha aumentado su uso y recomendación gracias a los beneficios que trae para nuestra salud y belleza.

Existen muchos tipos de semillas y sus usos pueden ser diferentes, así que aquí te decimos cómo puedes incluirlas en tu dieta y el beneficio que traen para ti.

Semillas de calabaza

Ayudan a regular el colesterol de la sangre y suavizan algunos problemas de la piel. Contienen vitamina B y magnesio, los cuales ayudan a la síntesis de serotonina y estabilizan el sistema nervioso. Aunque es recomendable consumirlas en la primera mitad del día, pues se trata de un alimento calórico, si no te preocupa tanto el peso, pueden tomarse también a media tarde.

Cómo comerlas: puedes comer un puñado y masticarlas muy bien; otra opción es en una bebida, previamente remojadas durante 5 horas y licuadas después con azúcar, agua mineral y canela o vainilla en polvo.

Semillas de amaranto

Tienen propiedades anticancerígenas, alta concentración de ácido fólico y antioxidantes. Son bajas en grasa y te ayudan a relajarte y a mantener tu sistema nervioso central en buen estado, además contienen proteínas vegetales.

Cómo comerlas: Las puedes agregar a tus guisos, sopas y cremas de verduras, también las puedes espolvorear en una tostada de pan. O comerlas como colación entre horas.

Semillas de sésamo

Ayudan a reducir los niveles de colesterol y son una fuente de vitamina B, indispensable para la síntesis de endorfinas, o sea, las hormonas de la felicidad.

Cómo comerlas: Puedes agregarlas a un yogurt, incluirlas en una crema de verduras o agregarlas a tu tostada de pan.

Semillas de lino

Fortalecen el cabello y uñas, te dan energía, contienen fibra soluble y son ricas en ácidos grasos esenciales Omega 3 y vitamina E.

Cómo comerlas: Puedes triturarlas y comerlas, esto te ayudará al tránsito intestinal. O puedes espolvorearlas en una tostada de pan y agregar aceite de oliva o en una infusión.

Semillas de chía

Son recomendables para piel, pues ayudan a eliminar toxinas, evitan envejecimiento prematuro y ayuda a regenerar tejidos. Además, son ricas en calcio, hierro y Omega 3, contienen fibra y tienen efecto saciante.

Cómo comerlas: remojalas en agua por 10 minutos y después puedes agregarlas a tus jugos de frutas y verduras; incorporarlas a un licuado de fresas o mezclarlas con leche de almendras y copos de avena para hacer un puding para el desayuno. También puedes hacer un smoothie con plátano congelado, arándanos, mantequilla de almendras, agua de coco y semillas de chía, te ayudará como anti-inflamatorio.

 

Llámanos 833 69 19     Visítanos Julián Carrillo 120 Col. Del Valle
© 2019 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS | POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Y AVISO DE PRIVACIDAD INTEGRAL