BANNER PARADISE VILLAGE / 01 MAYO-QUE TAL SLP
Vida y estilo

Si te han preguntado si tu esposo es tu hermano o primo... ¡ésta podría ser la razón!




La gente suele hacer conjeturas cuando te los encuentras en la calle y les presentas a quien te acompaña, como cuando te preguntan si tu sobrino es tu hijo. Pero una cosa es eso y otra muy diferente que le cambien el rol a tu pareja. Si te han preguntado si tu esposo es tu hermano o primo, ésta podría ser la razón.

 

Aunque es común que muchas veces la gente haga suposiciones y éstas más que otra cosa nos causen gracia, cuando ya más de dos personas te han preguntado si tu esposo es un familiar o no caben de la sorpresa al ver cuánto se parecen, las cosas se vuelven un poco raras.

 

  

Tú sabes que quizá se parecen un poco, pero ¿tanto para decirles hermanos? Pues tememos decirte que, según los científicos, podría no ser mera casualidad y todo se resume a la respuesta a la pregunta: ¿qué es lo que te atrae de tus parejas? Si quieres aumentar tu coeficiente de atracción, te decimos cómo.

 

Independientemente de los sentimientos, su forma de pensar o similares, físicamente solemos pensar en los ojos, la boca, las manos o hasta las pompas… Sin embargo, ¿te has puesto a pensar que podrías estarte fijando en aquellos que comparten algo más que el gusto por la música?

 

Ésta podría ser la razón por la que tú y tu esposo se parecen

De acuerdo a información del sitio Science Daily, un estudio reveló que el que dos personas casadas o simplemente que tengan una relación romántica se parezcan, puede relacionarse con la tendencia a casarse con alguien con la misma ascendencia.

 

¡¿Qué?! Así como lo lees, quizá no aplique en todo el mundo, pero, de acuerdo a los investigadores, antes era muy común elegir a tu pareja dentro de la misma comunidad local, lo cual aumentaba la probabilidad de tener la misma ascendencia, una práctica que tuvo efectos importantes en la genética de algunas poblaciones. ¿Sabías que las hijas heredan la genética de su abuela materna?

 

 

 

La investigación, realizada en una población de EE.UU., que exploraba la similitud genética entre cónyuges de 3 generaciones de personas de raza blanca, encontró que años atrás, los individuos de ascendencia del norte y sur de Europa, así como de Ashkenazi, preferían cónyuges de los mismos antecedentes.

 

Aunque esta práctica ha disminuido, en mucho por la globalización, el hecho de que la gente suele salir de sus comunidades o múltiples razones más, la realidad es que nunca está de más cuestionarnos por el árbol genealógico de nuestra pareja, pues uno nunca sabe.

  

De igual modo, no es el único estudio enfocado en la idea de que las parejas se parecen, pues otros han encontrado como después de varios años de matrimonio, los cónyuges adquieren rasgos similares, lo cual se le atribuye a matrimonios felices.

 

Así es, según los expertos, la felicidad puede llevarlos a compartir rasgos faciales, pues si ríen mucho juntos, seguramente tendrán las mismas líneas de risa. Sin embargo, también existe la posibilidad de que te atraigan personas parecidas a tus padres, aunque en esos casos, éstas son las razones.  

 

 

 

Sin duda, las relaciones de pareja siguen siendo un enigma, en especial la razón por la que elegimos a un tipo de personas específicas, lo cual ha llevado a la ciencia a intentar descifrarlo. Sin embargo, no importa si comparten un tatarabuelo (aunque no estaría de más un estudio genético) o simplemente adoptaron manías similares, lo importante en una pareja es el amor.

Llámanos 833 69 19 Visítanos Julián Carrillo 120 Col. Del Valle
© 2019 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS | POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Y AVISO DE PRIVACIDAD INTEGRAL