BANNER PARADISE VILLAGE / 01 MAYO-QUE TAL SLP
6 consejos para vivir sola por 1° vez

Irte a vivir sola es un paso espectacular, de verdad, creemos que no vivirás tiempos más felices por el hecho de llegar a un lugar que sea totalmente tuyo.

Y sí, habrá algunas crisis y preocupaciones en el camino, pero ante todo, recuerda la idea principal: es normal. El truco es no dejar que esos problemas te nublen la cabeza, y otroa gran ventajas es que en el proceso de madurar, saber arreglar problemas es un buen entrenamiento. ¡La práctica hace al maestro?

 

Con base en nuestra experiencia, te decimos esas cosas que nos hubiera gustado saber antes de mudarnos (pero que te compartimos, para que sea más leve para ti).

 

 

 

  • 1. Antes de rentar, lee tu contrato y pregunta por todo a tu arrendador:

Antes de que firmes cualquier cosa, lee con cuidado tu contrato de renta (y si tienes una amiga abogada que te ayude, mejor). Lee el monto exacto que vas a pagar, obligaciones, si tienes que pagar un depósito antes... ¡todo! Cuentas claras, viviendas felices. Recuerda que cada año el precio de la renta aumenta, para que esto no te agarre desprevenida; y rentarlo, por supuesto significa que no es tuyo, por lo que antes de hacer cualquier cambio, debes consultarlo con el dueño del edificio. ¡Y cuídalo! Este será tu nuevo hogar. Por cierto, si es posible, antes de firmar cualquier cosa, sería bueno que llevaras a un arquitecto o arquitecta a que revise el inmueble, y que vea detalles concernientes a qué hacer en caso de sismo, incendio o alguna emergencia (y si el departamento está en óptimas condiciones para eso).

 

 

  • 2. Primero lo primero: calma en el horizonte:

Mudarse puede ser un proceso tremendamente emocionante, por lo que el mismo día que pones tus cajitas en el camión de la mudanza, vas a querer llegar a un departamento todo ordenado y listo para usarse.... ups, lo sentimos, pero nada más alejado de la realidad. Tendrás cajas y cajas que parece que se reproducen entre sí, y en el proceso te darás cuenta de que te faltarán cosas indispensables, pero en las que menos pensamos: botes de basura, bolsas, escoba, productos de limpieza... ¡pero tranquila! Esto es normal, así que lo mejor es que des el principio equilibres la emoción, con la idea realista de que un proceso de mudanza puede tomar meses (no hay nada como dormir en tu depa por primera vez, abrir los ojos... y ver las cajas. ¡Manos a la obra!).

 

* Un buen tip es que tengas una libretita a la mano, y anotes todo lo que veas que haga falta. No confíes en tu memoria, esos días todas las ideas del mundo estarán llegando a ti.

 

 

  • 3. Prioridades, prioridades:

 

Seguramente desde meses anteriores te dedicaste a buscar en Pinterest las mejores ideas para que tu depa se vea digno de la realeza o de los más cute en la historia del mundo. ¡Perfecto! Sin embargo, tienes que tomar en cuenta que el proceso de decoración es algo que también te tomará algo de tiempo. Y que tus prioridades cambiarán drásticamente: ¿un portarretratos, o pagar el agua? ¿Comprar un sillón, o una mesa para que puedas comer más cómoda? ¿Primero comprar una televisión, o un librero? El truco es: la prioridad es todo aquello que sea útil, y por último lo que sea para el placer visual. No te desesperes, llegarás a tener uno de esos departamentos minimalistas que combinan todo con oro rosado... pero seamos realistas: es mejor dormir en una cama con sábanas limpias, que usar de almohada un florero bonito.

 

 

  • 4. Aprende lo básico, y déjale a los expertos lo complicado:

Ok, vivirás sola... tendrás que aprender cosas por tu cuenta, sí o sí. Entre eso, tienes que aprender a prender el boiler, parar una gotera en tu lavabo, saber lo básico de limpieza profunda, cocinar y configurar electrodomésticos. Todo esto te enseñará cómo funciona tu hogar, y tiene mucho que ver con el cuidado de tu persona, desde cómo cuidas tu hogar. Son cosas básicas que es cuestión de prácticar y perderles el miedo. ¡Tú puedes! AHORA BIEN, para cosas más complejas, como una verdadera fuga de agua, un problema con la chapa de tu puerta, poner una repisa pesada, que veas que tu bóiler no funcione, tuberías tapadas, etc.

 

NO ESCATIMES EN GASTOS, y llámale a un experto (plomero, cerrajero, carpintero, etc.). Esas cosas involucran indumentaria que quizás no tienes, y ellos seguro han atendido los casos con mayor expertise. Y como casi todo en la escuela de tu vida, pregunta a tus amigos en las mismas condiciones que tú, si te pueden recomendar a alguien.

 

 

 

  • 5. Sé una master de los pagos domiciliados:

¿Te da miedo que se te olvide pagar la luz o el teléfono? Bueno, bienvenida al Siglo XXI: ¡tu tarjeta de crédito puede ayudarte con eso! Todos esos pagos los puedes domiciliar en tu tarjeta de banco, ya sea en la página web, y algunos hasta con las aplicaciones que manejen. Sólo necesitas configurar fechas (que se acomoden con tus fechas de pago), ¡y listo! Puedes pagar luz, teléfono, celular, otras tarjetas que uses, cable... ¡de todo!

 

Si eres de la vieja escuela que se siente más cómoda yendo a pagar a los lugares, entonces ponte recordatorios en tu celular, pero de verdad, tómalo de nosotras: no te atrases en ningún pago. Es raro comer a oscuras porque olvidaste pagar la luz.

 

 

 

 

  • 6. Siempre ten dinero ahorrado:

Cuando nos mudamos creemos que todo va a salir de maravilla... y sí, pero eso no significa que pasarán algunas cositas. Que se rompa algo que debas reponer, darle una mano de pintura a una pared que veas fea, darte cuenta de que necesitas otro librero porque tus libros ya no caben... todo puede pasar. Para esas emergencias, trata siempre de hacer un pequeño ahorro, para que no te tome desprevenida. ¿Y si cae algo extra? Ahí ya te puedes consentir un poco.

 

Estamos seguras que este nuevo paso en tu vida será increíble. 

Llámanos 833 69 19     Visítanos Julián Carrillo 120 Col. Del Valle
© 2019 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS | POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Y AVISO DE PRIVACIDAD INTEGRAL