PARADISE VILLAGE/ OCTUBRE
TODO DE TUBOS
Psicología

¿Cuándo luchar por algo o cuándo dejarlo ir?




En ocasiones la vida nos pone frente a encrucijadas y situaciones complicadas donde tenemos que tomar decisiones que impactan profundamente nuestra vida y a veces no sabemos si deberíamos luchar por algo que creo que quiero en mi vida o si lo más sano es dejarlo ir; hay quienes dicen que te aferres a lo que quieres sin importar nada y otros que hay que vivir desapegado de todo, ¿a quién escuchar?

Primeramente podemos entender que el cambio en la vida es constante e inevitable y que lo que todos buscamos es tener una vida plena y feliz con este objetivo en mente podemos saber más claramente como proceder cuando se presentan las situaciones.

La formula para tener una vida feliz es tener armonía en lo físico, mental y emocional hay situaciones que nos benefician en uno pero nos denigran en otro y con esta balanza podemos tomar mejores decisiones.

A veces algo puede doler pero es para nuestro bien y a su vez algo puede generar placer pero nos hace daño, para saber la diferencia es importante saber como impactará nuestra vida eventualmente, un ejemplo simple puede ser como cuando vamos al gimnasio que nos genera cierto adoloramiento pero realizado correctamente nos esta fortaleciendo y generando salud y a su vez comer chatarra, consumir drogas o bebidas alcoholicas en su momento puede generarnos un estado de placer o euforia pero realmente nos esta desgastando física y emocionalmente; entonces una guía puede ser, a pesar de si genera dolor o placer, qué nos aporta a nuestra salud y bienestar física, emocional y mental.

 

Para proyectos, trabajo y cosas materiales:

Cuando estas realizando una actividad ya sea de trabajo o proyecto puede ser que sea algo que te entusiasma mucho, lograr un objetivo o hacer alguna diferencia sin embargo hay que ver como te afecta y lo que tendrías que soportar para lograrlo y a su vez si lo logras si fuera algo realmente beneficioso.

Por ejemplo alguien que quiere ser gerente de una empresa donde trabaja, suena a que es un objetivo muy recomendable y perfectamente correcto sin embargo si la persona tiene que esclavizarse sin tiempo para nada más (afectando su salud fisica, emocional y sus relaciones) o se entera que para lograrlo tiene que prestarse para actividades poco éticas y que falten a su integridad o la de otras personas eso podrá tal vez en su inicio remunerarle económicamente sin embargo denigraran su esencia, mente y consciencia y esto eventualmente flotará y se cosechará, ya sea con un sin fin de problemas y malestares dentro de la empresa o bien a nivel interior, luego no sabemos por que dan ciertas enfermedades, cuando se carga un sentimiento negativo (estrés, culpa, miedo etc.) si no se soluciona eventualmente se convierte en una dolencia física.

Puedes sugerir actuar de manera correcta dentro de la empresa y si no fuera posible debido a las costumbres de las personas dentro pues tu puedes elegir si es algo por lo que luchar o abandonar.

Lo mismo para cosas, alguien puede desear por ejemplo una casa, pertenecer alguna institución o tener un auto de cierta categoría o cualquier otra cosa material y eso no tiene nada de malo sin embargo si para conseguirlo tienes que vender tu vida solo para trabajar y pagarlo, sacrificar tu salud económica en otros aspectos  o prestarte a actos denigrantes o poco éticos... pon en la balanza si vale la pena, nada supera el estar en paz y saber que no le haz hecho daño a nadie y las personas que realmente valen la pena no les importara que auto conduces o donde vives se importaran por quién eres nada más y si puedes obtener las cosas que quieres sin hacerte daño como antes mencionado pues adelante solo no deposites tu valor o el valor de nadie como persona en cosas materiales.

Igual para proyectos, si te tienes que prestar a cosas poco éticas, esclavizarte o tienes que sacrificar tu salud y armonía física, emocional y mental pues ponlo en la balanza, realmente lo que nos impulsa a "tener" que hacer y lograr status es puro ego que al final al único que daña es a uno mismo y al final dirás todo esto para qué? cuando realmente fui feliz con lo que tenia? la felicidad radica  en lo más básico de nuestro ser que es el querernos, respetarnos y estar en paz y el bien más preciado es el cariño y el poder convivir con la familia y/o las personas cercanas que sean nutritivas para nuestra alma y viceversa.

 

Para relaciones personales:

Las relaciones personales son de los aspectos más importantes en la vida, con quienes compartimos nuestra vida nos influye directamente en nuestra forma de pensar y ver el mundo.

Cuando tienes una relación de amistad o una relación de pareja se presentarán "problemas" incluso en las mejores relaciones; y actualmente esta muy de moda el abandonar y desechar rápidamente a quien no te da gusto en todo o quien no encaja en tu manera de ser y entender las cosas y aquí es cuando uno se pregunta cómo es que uno sabe si seguir luchando por una relación o si es mejor abandonarla?

Pues bien primero hay que entender que una relación es de dos y tu solo puedes ser responsable por tu parte, en mi opinión si bien la atracción y química son importantes, por encima de todo para elegir pareja, son sus valores pues sin ellos todo lo demás eventualmente con el tiempo, pierde relevancia.

Claro esta que una relación donde maltratan, hay abusos, infidelidades, intereses poco éticos o engañosos no merece desperdiciar tiempo y solo quién cree que merece algún tipo de castigo aguantará y eso para nada es amor, sino lo opuesto, miedo.

Pero bueno hablando de relaciones sanas y normales dentro de lo que cabe (ya que todas tienen sus retos) el problema normalmente son los malos entendidos, la falta de comunicación y en ocasiones la inmadurez (con inmadurez me refiero a la falta de capacidad para resolver problemas, falta de disposición para entenderse, aferrarse a caprichos y la idea de que una pareja es el fin de la libertad y la autorealización.)

Cuando uno lucha por una relación es importante tener en cuenta que primero se lucha por alguien que te quiere, no que quisieras que te quiera, si alguien se fue por algún mal entendido o momento no oportuno claro que vale la pena buscar y arreglar pero si aun así se quiere ir de tu parte esta el abrirle la puerta a que se quede, hacérselo saber claramente y darle tu cariño, si esa persona aun así se va es de suma importancia que tengas en mente que tu no tienes por que convencer a nadie de que este contigo, eso es algo que se da naturalmente por alguien que realmente le interesa estar contigo y más si tu estas invitándola y abriéndote al entendimiento.

Alguien que solo esta buscando excusas para irse pues hay que darle gusto pues alguien así no es para quien realmente busca un buen o buena compañer@ de vida.

A su vez las parejas sanas saben comunicarse si te esta faltando algo de tu pareja es importante hacérselo saber, merecemos tener relaciones satisfactorias y que nos alegren la vida, puede que a momentos sea difícil por adaptación, tal vez no hayan logrado ese estado ideal de una relación pero mientras avancen y sigan caminando por que ambos tienen la voluntad de entenderse va bien y no tiene que ser un paraíso si es que van construyendo juntos una visión de estar juntos y felices, sin embargo sí que es importante que esa persona te de la atención que mereces, que te haga sentir querido, deseado y seas parte de sus planes.

Una relación de amor y duradera solo se da entre personas con cierta madurez emocional que se quieren, saben solucionar problemas, se respetan y que frente a los contratiempos siempre buscan estar juntos y solucionar las cosas, pueden estar dolidos o enojados pero eventualmente se buscan por que se quieren, alguien frágil que solo quiere estar en las buenas realmente no es una relación.

Cada problema o malestar en una relación puede ser una razón para pensar en terminar o bien una razón para entenderse mejor, aprender y salir fortalecidos.

Las parejas que resuelven sus problemas se vuelven cada vez mas fuertes y unidas y con el tiempo es probable que cada vez son menos o menos relevantes los problemas pues se conocen cada vez mejor.

Lo mismo para las amistades, si alguien se molesta por algún mal entendido tu solo puedes abrir la puerta al entendimiento pero esa es tu parte la otra depende de la otra persona y si no accede quédate tranquilo, que no quede de ti el arreglar siempre las cosas.

 

Para la salud:

Actualmente existe mucha información de dietas, hábitos y miles de consejos para permanecer saludables.

Que dormir tantas horas, comer tales alimentos, dejar de comer otros, hacer tales ejercicios o rutinas, tomar otros suplementos, dejar de ver tales cosas, meditar, ir a no se donde o hacer rituales de no se que para recibir energías de no se que...

Mucha información y ante todo eso uno luego no sabe realmente que hacer o dejar de hacer para mantenerse bien.

He visto como personas se esfuerzan demasiado y gastan fortunas en consultas, rutinas y productos para estar atractivos y sanos físicamente.

Claro que hay que cuidar la alimentación pero la verdad es que todo en exceso hace daño incluso el obsesionarse por estar "sano" y/o  "fit".

En mi opinión el mejor tratamiento para mantenerse bien y sano es tener una vida con poco estrés y paz interior y esto no significa no tener contratiempos sino estar enfocado en soluciones que no te afecten demasiado los detalles irrelevantes y actuar de manera correcta e íntegra pues eso te dará una consciencia tranquila lo que evitara malestares y enfermedades crónicas en el futuro, y claro tener hábitos saludables pero sin excederse tampoco, hay gente se obsesiona con su físico y esto termina acorrientandolo cuando exageran en sus "cuidados" y sus "ajustes".

Una persona equilibrada es una persona sana, atractiva y que se ve bien.

Por ejemplo una persona equilibrada no esta peleada con nada, simplemente todo en su justa medida por ejemplo alguien que disfruta de una buena convivencia y toma con medida no sera menos sana que alguien que no toma y que esta frustrada por no poder salir de vez en cuando.

No importa si alguien come carne o es vegetariano,si medita o no o que hace ejercicio regularmente sin tener que ser Mr. Fitness, si esa persona en general sabe lo que le gusta y lo disfruta sin excesos se mantendrá mucho mejor que alguien obsesionada por ser saludable pues estará más equilibrada no solo en lo físico sino también en lo emocional y mental.

Entonces para saber si una rutina, producto o hábito saludable vale la pena mantener o abandonar es, de nuevo, poner en la balanza si esta en equilibrio con lo físico, emocional y mental.

Alguien que tiene que vivir en un gimnasio, que no puede comer lo que le gusta y tiene que hacer infinidad de cosas externas para "estar sano" en definitiva esta cayendo en excesos y todos los excesos hacen daño ya sea física o interiormente.

Con esto no busco decir como alguien debe regir su vida en definitiva cada personalidad requiere de diferentes circunstancias, lo que procuro es dar ejemplos que transmitan la liberadora idea de que no tienes que hacer nada en contra de ti mismo, que realmente lo primero es escucharte a ti mismo y esto hace que vivas en equilibrio lo cual puede ser algo distinto para distintas personalidades y saber la diferencia de cuando algo se ponga difícil como saber si vale la pena invertir tiempo y energía o si es mejor apartarse pues ante cualquier situación difícil siempre tenemos por lo menos 1 de 3 opciones: aceptarla, cambiarla o abandonarla y alineados con buenos principios podremos decidir para tener una vida más plena y feliz.

En resumen recuerda que independientemente del dolor o el gusto que algo nos pueda generar, las cosas por las que vale la pena luchar son las que nos harán una mejor persona, nos alinea con la vibración positiva del amor, nos equilibra y que en pocas palabras nos convierte en una mejor versión.

Por: Eduardo Cid

El diario del Cid

 

Llámanos 833 69 19 Visítanos Julián Carrillo 120 Col. Del Valle
© 2020 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS | POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Y AVISO DE PRIVACIDAD INTEGRAL

" Este sitio web y sus páginas, son propiedad de Asesoria Potosina a la Publicidad S.C. Parte del contenido que aparece en él, incluyendo algunos textos, gráficos, datos, imágenes fotográficas, imágenes en movimiento, sonido, ilustraciones, software y la selección y disposición de los mismos, son propiedad de Asesoria Potosina a la Publicidad, S.C., de sus colaboradores, reporteros, editorialistas, periodistas, articulistas, participantes, fotógrafos y anunciantes, además algunos contenidos están sujetos a Derechos de Autor y/o Marcas Registradas; por lo que está prohibida la reproducción total o parcial de su contenido, sin el consentimiento de sus titulares. El punto de vista, de los colaboradores, reporteros, editorialistas, periodistas, articulistas, participantes, fotógrafos y anunciantes, no representan ni reflejan necesariamente el punto de vista de la empresa indicada, el cual es de la estricta responsabilidad de cada uno de ellos."