Hábitos de estilo que te hacen ver (y sentir) más FELIZ, según expertos.

No, no se trata de comprar más ropa ni de usar siempre prendas de diseñador.

MARZO 01, 2022

No hay una fórmula secreta ni una respuesta única para cuando nos preguntamos cómo ser feliz. Y es que esta importante y muy humana pregunta varía de uno a otro; es totalmente personal, mutando con base en las experiencias y expectativas de cada uno de nosotros. Sin embargo, vaya que podemos hallar y procurar las vías que nos guíen a un camino de lo que popularmente podríamos entender como felicidad; que, ojo, no se trata de consumir y consumir y consumir, ni de cumplir deseos vagos o generales como gozar de fama y fortuna, sino de proporcionar buenos sentimientos a nuestra persona. Tu ropa influye en cómo te sientes y, consecuentemente, en cómo te ven los demás.
 
Frente a esto debemos advertir, primero que nada, que la felicidad —de acuerdo con un estudio de la universidad de Harvard— se alcanza mediante relaciones cercanas y positivas; es decir, no sólo con los demás, sino con nosotros mismos. Lo cual también puede traducirse en que así como cuidamos nuestra salud, el trabajo y las relaciones con el resto, igualmente debemos atender la relación que tenemos con nuestro propio cuerpo e identidad.
 
 
Basándonos en ello, es que el equipo de editores y expertos en GQ nos hemos reunido para compilar esos hábitos de estilo —cuando compramos nuestra ropa o nos estamos arreglando— que nos pueden ayudar a proyectar que somos felices. Y no sólo a eso; sentir que lo estamos consiguiendo genuinamente también. 
 
Los hábitos al elegir tus looks que aumentan tu felicidad, según expertos:
 
Elige ropa que te haga sentir bien a ti mismo.
 
En otras palabras, vístete con base en tus gustos y carácter, no siguiendo los preceptos de nadie más o las expectativas que se puedan tener sobre de ti. Aquí están en juego, entonces, varios factores; pero entre los más importantes es que tú te sientas cómodo y confiado. Mientras más alimentes esto mayor felicidad demostrarás y, efectivamente, irás consiguiendo. Compra y usa diseños que a ti te gusten, que demuestren quién eres y que vayan con tu cuerpo. No importa tu estatura, complexión o si es que quieres modificar tu silueta en el futuro inmediato; vestir con la talla correcta siempre será de gran ayuda y te encaminará mucho mejor a tus objetivos, sean cuales sean. Tienes que saber qué funciona para ti y no dejarte minimizar por tus complejos (o los que carga la gente a tu alrededor).
 
Puede ser con base en un color —si amas el negro, por ejemplo, llévalo a todos los días— o a partir de prendas que han convertido en tu insignia. No cedas ante esto.
 
 
Usa prendas que no te estresen
Si no eres de saco, no te pongas uno a la fuerza. Si crees que cierto tipo de pantalón no te hace buena figura o resalta tus esfuerzos en el gym, no lo lleves. Cuando creas que una camisa no está demostrando tu personalidad, cámbiala. Jamás te pongas algo que te haga sentir incómodo durante el día o con la necesidad de estar cuidando todos y cada uno de tus movimientos. Aunado al punto anterior, viste con sólo aquello que te haga sentir confiado y tranquilo; esto ayudará a que te sientas más feliz con la persona que eres y conocen los demás.
 
Asume riesgos sin miedo
Toma decisiones alocadas con tu armario. Pueden funcionar o no; lo importante es que, por encima de todo, traigas a felicidad a tus días mediante elecciones que son tuyas y de nadie más, a sabiendas de que nadie más se atrevería a hacer lo que tú haces. Éste es un hábito que identifica a un hombre con auténtico estilo, además.
 
Cuida lo que usas
Nos referimos, literal, a los cuidados de tu ropa. Usar un buen detergente, no dejar que la humedad le dañe, no usar un desodorante que la manche, no tenerla arrumbada en cualquier lado y plancharla cuando necesites salir. Esto sumará confianza a donde quiera que vayas y te hará un tipo más feliz de lo que crees; autoestima, seguridad y tranquilidad son parte de esta increíble ecuación.
 
 
Usa prendas divertidas
Aunque tu estilo sea serio, date la oportunidad de sumar ropa o accesorios que estallen de alegría o creatividad. Puede ser un pocket square, unas botas, un fistol, un sombrero y hasta unas gafas solares. Todo depende de ti.
 
Dile sí a los accesorios
Sobre todo para 1) resaltar una parte de tu cuerpo que te gusta mucho, 2) desviar la atención de otra que no te hace sentir muy cómodo y 3) para aumentar el aprecio y la confianza en ti mismo. Como te habrás dado cuenta, mucho de lo que hemos dicho en estas líneas tiene que ver justamente con estos detalles. Y es que cómo no ser feliz cuando tomas decisiones que te reconcilian con tu cuerpo, te hacen tomar con calma tus objetivos, elevan tu seguridad y te dan un levantón de atractivo.

 

 

 

 

 

Fuente//GQ.com.mx

Llámanos 444833 69 19 Visítanos Julián Carrillo 120 Col. Del Valle
© 2022 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS | POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Y AVISO DE PRIVACIDAD INTEGRAL

" Este sitio web y sus páginas, son propiedad de Asesoria Potosina a la Publicidad S.C. Parte del contenido que aparece en él, incluyendo algunos textos, gráficos, datos, imágenes fotográficas, imágenes en movimiento, sonido, ilustraciones, software y la selección y disposición de los mismos, son propiedad de Asesoria Potosina a la Publicidad, S.C., de sus colaboradores, reporteros, editorialistas, periodistas, articulistas, participantes, fotógrafos y anunciantes, además algunos contenidos están sujetos a Derechos de Autor y/o Marcas Registradas; por lo que está prohibida la reproducción total o parcial de su contenido, sin el consentimiento de sus titulares. El punto de vista, de los colaboradores, reporteros, editorialistas, periodistas, articulistas, participantes, fotógrafos y anunciantes, no representan ni reflejan necesariamente el punto de vista de la empresa indicada, el cual es de la estricta responsabilidad de cada uno de ellos."