3 consejos para separar tu vida laboral de tu vida personal

El éxito no se logra sólo con la vida laboral, lo que haces fuera de la oficina importa. Te decimos cómo separar estos dos elementos más fácilmente.

SEPTIEMBRE 20, 2022

No separar tu vida laboral de tu vida privada realmente puede tener un impacto en tu salud y en tus relaciones con otras personas. Un estudio publicado en el Journal of Occupation Health and Psychology encontró que las personas que experimentan estrés pueden “trasladarlo” hacia su ambiente directo, el cual involucra a las familias, a los colegas de la oficina o hasta los amigos. Otro trabajo del Indian J Psychiatry resalta de manera simple: “La disminución en el balance de vida y trabajo ha estado vinculado a un menos bienestar físico y psicológico, mayor abandono de empleo, menor productividad, y más problemas causados por estrés”.
 
 
Pero, no siempre es el estrés el que afecta las barreras entre la vida laboral y la personal. Hay personas consideradas workoholics (adictos al trabajo) que también pueden afectar sus relaciones inmediatas. Y, en general, existen diversas formas en las que no tener una barrera entre la oficina y el hogar pueden tener un impacto negativo, ya sea en nuestra salud o en nuestras relaciones (incluso causando lo que algunos llaman Quiet Quitting), entonces ¿cómo evitarlo? Aquí te dejamos una lista de consejos que puedes seguir para encontrar un mejor balance y evitar otros problemas en tu vida. 
 
Mantente apegado a tus agendas
 
Si tu trabajo es de 9 a 5, trata de mantenerlo así. Algunas empresas suelen pedir “un poco extra”, sin embargo, ese extra no se refleja en tu paga en la quincena, así que asegúrate de dejar atrás la oficina cuando sea hora de salida: te lo juramos, seguirá ahí al día siguiente. Claro, esto no significa que no tendrás que hacerlo de vez en cuando, pero hacerlo diario definitivamente no es recomendable, en especial si quieres mantener un balance con tu vida personal. 
 
Para asegurarte de que le darás tiempo a tu vida privada, también crea una agenda y mantente apegado a ella. Establece salidas con amigos o con familia (asegúrate de tener conocimiento de las agendas de tus cercanos para que sepas cuándo están disponibles y puedas crear un plan óptimo para cada día), sal a practicar un hobby (o hazlo desde casa), el punto es que tengas el día ocupado y siempre sepas qué hacer. Quedarte sin hacer nada te podrá atraer de vuelta a tu trabajo. 
 
 
Sé consistente 
 
Trata de que ninguna agenda se interponga con otra. Ahora que es más común trabajar desde casa, sin duda es necesario separar las agendas y alejarse de la computadora en un momento. Recuerda también evitar responder mensajes a menos que sean realmente urgentes. Todo puede esperar hasta el día siguiente. 
 
Establece límites 
 
Como mencionamos, todos tenemos horarios laborales, pero hay momentos en los que la empresa exige “un poco más”. Aquí tendrás que poner tu rostro más asertivo y establecer límites con tu empleador señalando que tu contrato es de ciertos horarios y que necesitas tiempo libre para poder operar de la mejor manera todos los días. A nadie le sirve un empleado desgastado, así que el empleador debe entender esta postura. Si no estableces límites, te pasarán por encima y quedarás atado a la oficina alejado del resto de las cosas y de tu familia. 
 
 
Una forma de hacerlo es asegurándole al empleador que darás lo mejor durante tu tiempo en la oficina (lo cual es más fácil si tienes un empleo que te gusta). Si no lo comprende quizá sea tiempo de buscar otro lugar. Actualmente las empresas están teniendo un mayor enfoque en la salud mental de sus empleados y entienden que debe haber una división entre la vida privada y la laboral. 
 
Mantener estas dos vidas separadas puede resultar en una mejor salud física y mental, recordándonos que el éxito no sólo se logra en la oficina. 

 

Llámanos 444833 69 19 Visítanos Julián Carrillo 120 Col. Del Valle
© 2022 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS | POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Y AVISO DE PRIVACIDAD INTEGRAL

" Este sitio web y sus páginas, son propiedad de Asesoria Potosina a la Publicidad S.C. Parte del contenido que aparece en él, incluyendo algunos textos, gráficos, datos, imágenes fotográficas, imágenes en movimiento, sonido, ilustraciones, software y la selección y disposición de los mismos, son propiedad de Asesoria Potosina a la Publicidad, S.C., de sus colaboradores, reporteros, editorialistas, periodistas, articulistas, participantes, fotógrafos y anunciantes, además algunos contenidos están sujetos a Derechos de Autor y/o Marcas Registradas; por lo que está prohibida la reproducción total o parcial de su contenido, sin el consentimiento de sus titulares. El punto de vista, de los colaboradores, reporteros, editorialistas, periodistas, articulistas, participantes, fotógrafos y anunciantes, no representan ni reflejan necesariamente el punto de vista de la empresa indicada, el cual es de la estricta responsabilidad de cada uno de ellos."