Todo lo que le sucede a tu cuerpo cuando comienzas a bajar de peso (lo que ves y lo que no)

Bajar de peso no es tarea fácil y si estás en el intento quizá te haya desanimado no ver resultados en el espejo… todavía. Pero la realidad es que, muy por dentro, los cambios ya han comenzado a suceder, aunque tú no puedas verlos. Y algunos son sorprendentes, aunque sucedan a niveles microscópicos.
Un estudio publicado en el diario científico Cell Metabolism comprobó que una pérdida pequeña de peso puede disminuir los niveles de grasa en todo el cuerpo, especialmente la grasa abdominal, que se posiciona alrededor de los órganos y puede dañarlos, bajar la presión arterial y mejorar la sensibilidad a la insulina. Todo esto reduce el riesgo de diabetes tipo 2.
 
«Nuestros resultados demuestran que se puede obtener grandes beneficios con una pérdida de peso de solo el 5 % del peso corporal», dijo a NBC News Samuel Klein, coautor del estudio. «Continuar perdiendo del 10 hasta el 15 % de tu peso sigue ocasionando más mejoras en lípidos y presión arterial». Estos son algunos de los efectos que una pérdida de peso mínima puede tener en tu cuerpo.
 
 
1. El azúcar en sangre se estabiliza
Es uno de los hallazgos del estudio: una mayor sensibilidad a la insulina. «Comer menos y ejercitarte más provocará una mayor sensibilidad a la insulina, que permite a tu cuerpo controlar mejor y estabilizar los niveles de azúcar en sangre», dice Mike Roussell, cofundador de Neuro Coffee y columnista de Men’s Health y Shape Magazine.
 
 
2. Puede que tengas más hambre
No lo estás imaginando: «Cuando reduces las calorías para perder peso, tu cuerpo libera mayores cantidades de una hormona llamada grelina, que le dice a tu cerebro que tienes hambre y que podrías comer», explica Roussell para Eat This, Not That. Es cierto que siempre tienes hambre cuando intentas perder peso.
 
El hambre que sientas también puede deberse a la deshidratación, ya que el cuerpo la interpreta así. Trata de mantenerte hidratado siempre. Además, sí es bueno que, cuando sientas hambre, la calmes con un snack saludable para no comer de más luego.

3. Te sientes más feliz

Quizá pienses que para ser feliz tienes que alcanzar tu meta, pero un estudio llevado a cabo en 2009 en 900 pacientes que estaban perdiendo peso demuestra que el camino es la recompensa. Aquellas personas que perdieron de 5 a 10 % de su peso corporal tenían mejor autoestima y rendimiento corporal. De acuerdo con NBC News, los investigadores resaltan que esta pequeña pérdida de peso ayuda a motivarte para perder más, incluso si se convierte en algo difícil. Hay evidencia que sugiere que una pérdida pequeña de peso trae como beneficio más energía y vitalidad.
 
 
 
4. Duermes mejor
Un estudio de la Universidad de Pensilvania demostró que perder aunque sea poco peso mejora la calidad del sueño y concede cerca de 22 minutos más de sueño, en promedio. Dormir mejor te da más energía y ayuda a regular el apetito, lo que te impulsa a perder aún más peso. También mejora el humor, ya que mantiene a raya la irritabilidad y la frustración.
 
5. Estás de mejor humor
Aunque se necesita más investigación en el tema, un análisis de varios estudios sugiere que la pérdida de una pequeña parte del peso corporal tiene efectos positivos en la salud mental. Al mejorar la imagen que tenemos de nosotros mismos, mejora también la vitalidad.
 
 
6. Tus articulaciones duelen menos
«El peso juega un rol importante en la presión sobre las articulaciones, entonces, cuando las personas tienen mucho sobrepeso, el peso pone estrés [...] sobre todo en las articulaciones que sostienen el peso, como las rodillas y las caderas», explica Eric Matteson, jefe de la cátedra de reumatología en la Mayo Clinic de Rochester, Minnesota, a la Arthritis Foundation. Por cada kilo de peso extra, se ejerce una presión de casi 9 kg más en las articulaciones. Ahora no te cabe duda de que tus rodillas dolieran antes.
 
«Una persona con 5 kg de sobrepeso tiene 18 kg de presión extra sobre sus rodillas», dice. Con el tiempo, la fuerza que las articulaciones deben hacer puede provocar osteoartritis y otros daños graves: «Si piensas en todos los pasos que das en un día, puedes ver por qué esto puede desembocar en un daño prematuro a las articulaciones».
 
7. Disminuye la grasa «mala»
De acuerdo al estudio mencionado en la introducción, la pérdida de peso, por mínima que sea puede disminuir la grasa abdominal, aquella que se ubica alrededor de los órganos y puede dañarlos. Además, perder algunos kilitos puede hacerte perder grasa del hígado.
 
La grasa abdominal, también llamada visceral, está relacionada con una enorme variedad de enfermedades. Perder este tipo de grasa disminuye el riesgo de diabetes y de enfermedades cardiovasculares.
 
8. El corazón está más protegido
Comenzar a adelgazar aumenta los niveles de colesterol bueno (lipoproteína de alta densidad), lo que disminuye el riesgo de enfermedades cardíacas. En un estudio publicado en 2013 el Journal of the American Heart Association, mujeres con sobrepeso y obesidad que perdieron peso en un período de dos años disminuyeron sus niveles de colesterol malo, sin importar el número de la balanza.

 


 

9. Tu cuerpo es más eficiente
Ejercitarte como parte de tu plan para bajar de peso es una muy buena idea, dado que le exige al cuerpo un mayor trabajo para aguantar la nueva actividad. Pero una vez que el cuerpo se adapta, debes exigirle más para poder quemar la misma cantidad de calorías. «Tus músculos comienzan a volverse más eficientes, y esto significa que quemarás menos calorías al correr, incluso si estás corriendo la misma distancia», dice Roussell. Esto es válido para todos los tipos de ejercicio.
 
 
10. Baja la presión sanguínea
Bajar el número de la balanza también implica una disminución en la presión. Cuando llevas más peso, el corazón debe trabajar más para poder mover el cuerpo. La pérdida de peso puede bajar la presión sanguínea en pacientes con obesidad y que hayan tenido diabetes tipo 2, de acuerdo con un estudio publicado en Diabetes Care.

 

Llámanos 833 69 19     Visítanos Julián Carrillo 120 Col. Del Valle
© 2018 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS | POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Y AVISO DE PRIVACIDAD INTEGRAL