La sonrisa de la Mona Lisa podría esconder una enfermedad muy común

Puede que La Gioconda sea la pintura más comentada en la historia del arte. Se ha convertido, sin lugar a dudas, en la obra más famosa del hombre del Renacimiento, también conocido como Leonardo da Vinci.
Su fama ha sido tal que los turistas se atiborran para fotografiarla en los pasillos del Louvre, una notoriedad que tiene su origen, en gran parte, en el misterio que encierra la pintura.
 
A esta altura ya todos nos habíamos conformado con aceptar que nunca develaremos el enigma, que algunos secretos se pierden en los rincones de la historia para no volver. Pero ocurrió lo increíble: expertos descubrieron que en realidad la curiosa sonrisa podría deberse a una enfermedad.
 
Los secretos de la Mona Lisa
Dos profesionales de la medicina, el Dr. Mandeep R. Mehra y la Lic. Hilary R. Campbell, estudiaron clínicamente el célebre retrato de Leonardo, así como detalles de la biografía de la mujer retratada, Lisa Gherardini, y datos del período histórico en que vivió. En un estudio publicado en la revista Mayo Clinic Proceedings explicaron que, para ellos, la modelo sufría de hipotiroidismo posparto.
 
Para esto se basan en un dato biográfico: cuando el esposo de la modelo, el mercader de seda Francesco del Giocondo, le encargó el retrato a Leonardo, solo habían pasado algunos meses del nacimiento del hijo de ambos, Andrea.
 
 
La enfermedad oculta de Lisa Gherardini
Para sacar esta conclusión, los especialistas se basan, por un lado, en el color amarillento de la piel de la modelo. Este, afirman, podría deberse a una dificultad del hígado para convertir el caroteno en vitamina A, característica del hipotiroidismo. Como consecuencia, el exceso de caroteno termina en la piel, lo que le da ese tono amarillento.

 
Otro signo señalado por los expertos es que la modelo presenta cabello fino, e incluso no tiene cejas, síntoma que coincide con el diagnóstico. Pero puede que la pista más importante sea la presencia de un bulto en la zona del cuello donde se encuentra la tiroides, conocido como bocio. Y aquí la cosa se vuelve más sorprendente, porque descubrieron que esta inflamación aparece de forma frecuente en pinturas del Renacimiento, principalmente en el período bizantino.
 
¿La culpa es de la historia?
Por eso, el caso de Lisa no parece ser aislado: es posible que haya tenido origen en factores ambientales, más precisamente, en la alimentación. La dieta renacentista en Florencia se basaba en cereales, tubérculos y legumbres. No se consumía mucha carne, ya que la cría de ganado era mucho más común en el norte de Europa que en el sur, y era muy difícil acceder a productos provenientes del mar dadas las distancias y la dificultad de conservación de los alimentos. Todo esto tenía como consecuencia directa una deficiencia de yodo en la dieta de la población, que, entre otras cosas, incide en el desarrollo de bocio.
 
 
¿Qué esconde la sonrisa de la Mona Lisa?
Por fin, el misterio quedó resuelto: el hipotiroidismo severo puede causar debilidad muscular, y así se explicaría esa sonrisa a medias que nos regaló Lisa Gherardini en su retrato.
 
Aunque se trata de una hipótesis bien fundamentada, la realidad es que nunca sabremos si la piel amarillenta de la modelo se debe a una elección del pintor o una decoloración de los pigmentos con el paso del tiempo. Los investigadores también señalan que la ausencia de cejas podría deberse al uso de técnicas de depilación populares en la época o que la enigmática sonrisa en verdad podría ser producto de la técnica del sfumato, que mezclaba los colores entre sí para evitar las líneas definidas.
 
Muchos optarán por aferrarse esta explicación plausible, fundamentada, que nos da la ciencia, mientras para otros la Mona Lisa continuará siendo un misterio que en realidad no queremos develar, una muestra de que la experiencia humana y la sensibilidad del arte son mucho mayores que una enfermedad, incluso cuando se encuentran atravesadas por ella.

 

Llámanos 833 69 19     Visítanos Julián Carrillo 120 Col. Del Valle
© 2018 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS | POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Y AVISO DE PRIVACIDAD INTEGRAL