PALLADIUM
Ser mamá

El poder de la herencia materna


La herencia materna describe quiénes fuimos, somos y seremos, tiene un papel fundamental en nuestra salud. La mayor parte de los genes son otorgados por la mamá y algunos son una copia exacta de ellas, mira de donde proviene está herencia materna.



Si damos un paseo por el laberinto de la evolución humana a través de nuestro ADN materno, veremos que, aunque en nuestra herencia genética hay una marcada hibridación incluso con especies ancestrales de homínidos como neandertales o denisovanos, existe una constante en todos nosotros que se mantiene casi inalterable con el paso del tiempo: la línea genética materna.

La presencia de este material genético de origen exclusivamente materno nos permite realizar un árbol genealógico de milenios de generaciones más allá de los estudios anatómicos. Parece posible que en nuestro interior seamos especies matriarcales; el ADN mitocondrial no solo determina nuestro origen, sino que, además, controla ciertas actividades del ADN nuclear.

¿De dónde proviene la herencia materna?

En el interior de nuestras células, en su núcleo, es donde encontramos el material genético, el cual está organizado en 23 pares de cromosomas. La enorme biblioteca de genes que los conforman hacen de nosotros quienes fuimos, somos y seremos. En ellos está contenida la información necesaria para formar un organismo y controlar su desarrollo.

Durante el proceso de fecundación, cuando el espermatozoide, en una carrera frenética por llegar el primero, alcanza el óvulo, logra introducir en el interior de este su cabeza, la cual alberga un pronúcleo con 23 cromosomas. Las mitocondrias, responsables de su motilidad, quedarán fuera, por lo que este nuevo ser tendrá 46 cromosomas, 23 de cada progenitor, y las mitocondrias de su madre.

¿Qué hay impreso en nuestra huella genética?

Existe una conexión inapreciable responsable de que compartamos gustos, pasiones, manías, aunque nos separen kilómetros de distancia, aunque todo lo que compartamos esté oculto en el interior de nuestras mitocondrias.

Varias enfermedades como el Parkinson o el Alzheimer están relacionadas con mutaciones en el material genético mitocondrial y, debido a este origen materno, resultan difíciles de eliminar de la línea germinal.

 

 

 

 

 

 

 

Llámanos 833 69 19 Visítanos Julián Carrillo 120 Col. Del Valle
© 2019 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS | POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Y AVISO DE PRIVACIDAD INTEGRAL